Junio , 2018 

Entrevista a Cristina Romero, autora de Cuentos en Tribu 

"Las niñas son valiosas y perfectas tal como son"

por Sonia A. Zoricic

En una charla distendida con Cristina Romero, conversamos sobre el mensaje que reciben las niñas y adolescentes sobre sus propios cuerpos, la importancia de oír nuestra voz interna y desarrollar nuestras habilidades, y cómo la escritura puede volverse vital para cambiar lo que nos han enseñado mal.

 De niña era demasiado buena. De adolescente siguió siéndolo. En pareja desde los 16 años con la misma persona, Cristina estudiaba y cumplía con lo que se esperaba de ella. Una chica que respondía a lo que era “socialmente correcto” y que, con los años, fue tomando consciencia de que se sentía desconectada de su cuerpo, pues había olvidado escucharse y cuidarse a sí misma.

La Cristina adulta está en el camino de encuentro con esa conexión profunda del respeto por su propio cuerpo. Está des-aprendiendo muchas cosas que le enseñaron de niña y de adolescente, deshaciéndose de muchas ideas aprendidas que eran erróneas. Dice estar en una búsqueda constante de reencuentro consigo misma y con lo que la hace feliz. 

MAIME: ¿Cómo fueron tus inicios con la escritura?

Cristina Romero: Escribía desde niña. Tenía una máquina de escribir tradicional y soñaba. Me parecía un sueño escribir, no lo vivía como lo que iba a dedicarme. Pero con la llegada de mi segundo hijo me pasó que tenía mucha necesidad de escribir. Iba por los rincones escribiendo en servilletas, era como algo muy fuerte que me nacía desde dentro y no podía evitar. Era una necesidad básica del alma supongo, porque podría haber sobrevivido sin escribir aunque yo lo vivía como que no: escribía o me moría. A partir de ahí, después de escribir “Pintará los soles de su camino” no lo he dejado. Desde que escribo me he sentido más viva por dentro. Es una necesidad, no puedo hacer otra cosa. Cierto que no es a lo que me dedico porque no es lo que me sustenta económicamente pero yo te diría que es a lo que más me dedico y más me siento alineada.

MAIME: Cuéntanos sobre tus libros publicados y los que vendrán.

CR: Ahora misma estoy trabajando y poniendo mi energía en “Cuentos en tribu”: El libro Rojo de las niñas, El libro dorado de los niños, El libro violeta - más allá del rosa y el azul, El libro rosado del amor. Y aún me quedan muchos temas que abordar. Está el tema de la muerte (escrito pero no ilustrado). Falta el libro de nacimiento, pues hay que contarle a las chicas que sí podemos parir y que podemos hacerlo diferente a lo que nos han vendido, y que las condiciones para que una mujer pueda ponerse de parto tienen que ser diferentes. Tiene que ver con respetar sus tiempos y con que haya un ambiente igual al del acto sexual (es decir, un ambiente en el que una se pueda abandonar, y es todo lo contrario a lo que estamos viviendo actualmente las mujeres). Hay muchos Cuentos en Tribu todavía que van a venir y que me van a tener entretenida durante un tiempo.

Un viaje para re-conectar

Hace unos meses, Cristina viajó a Cartagena de Indias, Colombia, invitada por el Colegio Mayor de Bolivia y la Editorial Obstare para hablar y presentar sus libros frente a la comunidad educativa y las jóvenes que están en situación muy desfavorecida a nivel vital y socio-económico.

MAIME: ¿Qué fue lo que más te impactó de tu experiencia en Colombia?

CR: Al hablar con las jóvenes de estas comunidades me chocó mucho darme cuenta que están mirando como referente a nuestro mundo. Y nuestro mundo está muy enfermo en cuanto a atención a la infancia, al parto...y entendí que los referentes que tienen no les van a ayudar ser más felices. Las niñas y las adolescentes de Colombia tienen una parte mucho más arraigada a la mujer salvaje que nosotras -las mujeres europeas- intentamos recuperar. Mi invitación es que en lugar de mirarnos a nosotras puedan conectarse a su cuerpo, pues es algo que nosotras hemos perdido y que ellas lo tienen más cerca.

MAIME: ¿qué mensajes crees que necesitan escuchar las niñas?

 

CR: El mensaje que necesitamos escuchar todas desde niñas es: “Eres perfecta y eres valiosa tal y como ya eres.” Eso es algo que yo no recibí de pequeña, al contrario, yo creía que algo en mí estaba mal por causa del enfado de los adultos que me acompañaban o por los juicios de la gente que me rodeaba, yo percibía que algo en mí estaba mal. Por no recibir el mensaje que yo esperaba entendía que no era merecedora de ese afecto, de ese amor. El mensaje que siguió siendo adolescente fue “Para que te quieran, debes ser diferente”. Ese es un mensaje totalmente equivocado que intento cambiar en mis libros. Es como que aún pensamos que tendríamos que ser de una manera distinta, pero no es así. Realmente tal y como ya estamos es maravilloso. Y como nadie nos lo haya dicho nunca, ahora tenemos que decírnoslo muchas veces para creérnoslo. La sociedad se encarga de que nos creamos imperfectas y consumamos mucho para dejar de serlo. Entonces crea esa necesidad absurda para consumir y ganar dinero y haciéndonos creer que no somos poderosas ni perfectas tal y como estamos.

M: ¿Cuales son tus miedos?

CR: No suelo tener muchos miedos pero supongo que alguno tendré. Soy más bien de montarme a la vida y de no sufrirla fantaseando con cosas terribles que nos puedan pasar. No tengo más alla de los miedo de que un hijo pequeño va corriendo al lado de la carretera... miedos inmediatos. No tengo miedo al futuro, a la muerte. Quizás por mi propia historia, me han sucedido cosas muy fuertes que me han sintonizado con la vida más que con los miedos y me han sintonizado con la vida y que no tiene sentido vivir con miedo.

"La sociedad se encarga de que nos creamos imperfectas y consumamos mucho para poder ser perfectas. Crea una necesidad absurda para ganar  dinero haciéndonos creer que no somos poderosas ni perfectas tal y como somos".

 

 

M: Para finalizar nos gustaría preguntarte sobre la culpa. Nuestras ancestras, abuelas y madres vivieron sus vidas atravesadas por la culpa y también nos ha afectado a nosotras como hijas del patriarcado. ¿Cómo crees que sería una generación de mujeres sin culpa?

CR: ¡Wow! La generación de mujeres que vive sin culpa es imparable, poderosa, plena, vive la vida de una manera auténtica, conectada con lo que realmente le hace feliz y eso es increíble para este mundo. Eso es algo que reubicaría a todo el entorno. La culpa siempre es errónea. Es algo que hemos incorporado de las generaciones anteriores pero ni siquiera en esas generaciones estaba bien ubicado. Lo que ocurre es que no nos estamos pensando bien cuando viene la culpa. Nos estamos quedando con un juicio respecto a nosotras mismas. Cada vez que viene la culpa es que no estamos entendiendo es que no pudimos hacer otra cosa, dadas nuestras circunstancias. Entonces la culpa simplemente viene a decirnos que no nos estamos mirando completas. Es un indicativo de que nos estamos mirando desde un lugar equivocado. No existe la culpa, es una invención de la sociedad capitalista, de las religiones, es una invención terrible. Si hablamos de la espiritualidad, de Dios/Diosa/Universo -o como queramos llamarle-, nos Ama en mayúsculas. Nunca jamás nos va a mirar tan pequeño como nos miramos nosotros. Es simplemente que ahí estamos teniendo una visión muy dura para con nosotras. Estamos siendo muy violentas para con nosotras. Pero es una equivocación.

 

 

Cuentos  en Tribu

Imagen de portada de "El libro rosado del amor". Ilustraciones: Francis Marín

Cristina Romero es la autora de “El libro rojo de las niñas”: una invitación a hablar sin tabúes sobre la sexualidad de las niñas. Luego escribió el “Libro dorado de los niños” para hablares a ellos también sobre otro tipo de masculinidad despojada de presiones y represiones sociales y culturales sobre sus pequeños cuerpos y almas. Así también nació el “Libro violeta: más allá del rosa y el azul” para hablar de diversidad y personas que desean ser felices “a su manera”.

 

Finalmente, el último libro publicado de esta colección es “El libro rosado del amor: primero por ti misma” con un mensaje muy inspirador para las niñas y adolescentes que han sufrido abusos sexuales. La belleza de las ilustraciones de Francis Marín hace que el mensaje cale más hondo aún. Cuentos en Tribu es una colección de libros que llega ahí donde hay una madre o un padre consciente de la importancia de hablar de todos estos temas con naturalidad, desde la más temprana infancia, y gracias a esa consciencia se van expandiendo como pequeñas semillitas en cada hogar donde hay un libro en manos de un/a/e niñ@.

www.despertarenlaluz.com

Cuéntale a tus amig@s:

Nos importa tu opinión:

FIN de la primera parte

Expresiones comunes:

Expresiones comunes:

Teléfonos de emergencia en el mundo

ESPAÑA: 016 - Denuncia y apoyo a mujeres víctimas de violencia de género.

 

ESPAÑA: 900 20 20 10  Ayuda a niños y adolescentes en riesgo (ANAR)

 

ARGENTINA: 144 - Asesora  y contiene en casos de violencia de género.

 

URUGUAY: 016 - Denuncia de casos de violencia de género.

 

CHILE: 800 104 008 - Fono ayuda violencia / 147 FONO NIÑOS/AS

 14

COLOMBIA: 106 Maltrato infantil

 

VENEZUELA: 0800-6853737 (0800 Mujeres)

 

BOLIVIA: 156 - Contra la violencia infantil y adolescente

 

MÉXICO: 01800 4225256 (HÁBLALO) Violencia contra mujeres

 

USA: 1-800-799-7233 | 1-800-787-3224 The National domestic violence HOTLINE

WEBS DE APOYO

SÍGUENOS EN:​​

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus

SUSCRÍBETE

Suscríbete a nuestro Newsletter

ESCRÍBENOS

MAIME

 @2014  - MAIME | Mujer adolescente informada mujer empoderada - Todos los derechos reservados